En todo estás vos

Buscador Complejo Teatral Contactenos Mapa del sitio Facebook Teatro San Martin Oficial Twitter Teatro San Martin Oficial YouTube Teatro San Martin Oficial
 
 

ARMANDO DISCÉPOLO 

 

"Grotesco es el arte de llegar a lo cómico a través de lo dramático”. Así definía Armando Discépolo al género que creó y que se convertiría en la más auténtica expresión del teatro nacional. Ambientes y personajes cotidianos de una Buenos Aires signada por la inmigración, la desigualdad y la pobreza. Una dramaturgia singular que, rompiendo con el naturalismo que venía exhibiendo la escena de las primeras décadas del siglo, conjuga lo hilarante y lo cruel, lo absurdo y lo cotidiano. Discépolo nació en 1887 en pleno centro de Buenos Aires: Corrientes y Paraná. Siendo muy joven se inició como actor pero pronto descubrió que no tenía paciencia para repetir un personaje en cada función y prefirió dedicarse a la escritura y la dirección. En 1910, el gran Pablo Podestá se interesó por su primera obra, Entre el hierro, que estrenó con gran éxito dirigido por el propio Discépolo. Desde entonces, concibió una treintena de obras, entre las que se destacan aquellas que fundaron el “grotesco criollo”: Mateo (1923), Giácomo (1924), Stéfano (1928), Cremona (1932) y Relojero (1934). Después de esta última no volvió a escribir y se dedicó por entero a la dirección: eligió obras de Payró, Tolstoi, Chéjov, Bernard Shaw, Shakespeare y Pirandello, y dirigió a los mejores actores de su tiempo. Murió el 8 de enero de 1971, a los 83, en plena actividad. Alguien dijo que “Discépolo nos habla de lo que somos y somos como los personajes de Discépolo”. Tal vez sea la mejor síntesis de la significación de su teatro. 

Compartir: