¡RECITAL OLÍMPICO!

  • CAMILA FABBRI, EUGENIA PÉREZ TOMAS


EL ESPECTÁCULO

“Yo soy tu amigo, ahora escuchemos cómo hablan los otros”: nos agarramos de palabras ajenas, que con arrojo decimos propias. Las ofrecemos con la furia de las fanáticas para que se confundan en el vaivén de los cuerpos que respiran en un escenario. 

Nos propusimos cantar en voz alta, nos dijimos a nosotras mismas: estemos a salvo, contemos una historia de amor. Ese grafiti que leímos una vez, perdido en una calle de un país desconocido, que decía: “la poesía es un deporte extremo”, se convirtió  en un himno para escribir nuestro ¡Recital Olímpico! 

Hicimos “oh” con la boca, nos parecimos a los lobos con la luna, aprendimos el lenguaje soviético y lo pusimos en práctica. 

Acá, las infancias de Nadia Comaneci y Nika Turbina son nuestra respiración.