Parias

  • Basada en Platónov de Antón Chéjov

  • Dirección Guillermo Cacace


El autor

Hijo de un comerciante que había nacido siervo, Antón Pávlovich Chéjov nació en 1860 en Taganrog, una pequeña aldea al sur de Rusia y murió de tuberculosis en un cuarto de hotel de Badenweiler, Alemania, en 1904. Para escapar de la pobreza decidió estudiar medicina pero descubrió que escribir le reportaba mayores ganancias y comenzó a publicar relatos con el seudónimo de Antocha Chejonté. Aunque al principio tomó esta actividad con cierto desdén, el escritor le fue ganando al médico y, si bien nunca abandonó totalmente la medicina, la publicación de sus primeros grandes relatos consagraron a Chéjov como uno de los mejores narradores de su generación, en una escena aún dominada por Dostoievski, Turguéniev y Tolstoi. Luego de su primera y frustrada experiencia juvenil como dramaturgo con Platónov(rechazada por uno de los teatros imperiales de la época), Chéjov escribió Ivánov, que se estrenó en Moscú en 1887 y fue un rotundo fracaso. A tal punto que casi provoca su renuncia definitiva a un género que siempre miró con desconfianza: “El teatro es una amante sofisticada, ruidosa, indolente y agotadora”, dijo alguna vez. Sin embargo, volvió a insistir con la escena y, casi a finales de siglo, conoció a Konstantín Stanislavski, quien en 1898 llevó a escena su obra La gaviota(1896). La asociación con el director del Teatro de Arte de Moscú, que se prolongó hasta su muerte, le permitió a Chéjov la representación de sus obras más significativas: Tío Vania(1897), Las tres hermanas (1901) y El jardín de los cerezos(1904). Finalmente fue esa “amante sofisticada, ruidosa, indolente y agotadora” la que le proporcionó a Antón Pávlovich una considerable fortuna, prestigio mundial y una esposa: la actriz Olga Knipper, con quien se casó en 1901 y que lo acompañó hasta su muerte.