CONSTELACIONES COLECTIVAS: EL NUEVO CINE INDEPENDIENTE DE HAMBURGO

  • CICLO ONLINE



El Ministerio de Cultura, a través del Complejo Teatral de Buenos Aires, y la Fundación Cinemateca Argentina, con el auspicio y la colaboración del Goethe-Institut, han organizado un ciclo denominado Constelaciones colectivas: El nuevo cine independiente de Hamburgo, que se llevará a cabo a partir del jueves 8 de abril en la plataforma del Ministerio de Cultura y la web del Complejo Teatral de Buenos Aires. El ciclo, dividido en dos programas, está integrado por una selección de trabajos recientes de cineastas independientes de Hamburgo e incluye títulos de realizadores como Bernd Schoch, Helena Wittmann, Zacharias Zitouni, Maya Connors y Philipp Hartmann, entre otros. El ciclo será presentado con una charla inaugural por el crítico y programador de cine Roger Koza. Este encuentro virtual abierto y gratuito tendrá lugar el 8 de abril y se requiere inscripción previa en el siguiente link: https://syr.us/mdc

Podrá accederse a las proyecciones de la Sala Leopoldo Lugones virtual en la plataforma del Ministerio de Cultura https://vivamoscultura.buenosaires.gob.ar/ y la web del Complejo Teatral de Buenos Aires https://complejoteatral.gob.ar/cine. Cada título estará disponible durante siete días.

La ciudad portuaria del norte de Alemania tiene una prolífica trayectoria cinematográfica. Aloja una institución pública elegida por distintos artistas para nuclearse, formarse e intercambiar conocimientos y creencias, la Escuela Superior de Bellas Artes, conocida como HFBK. En Hamburgo, el cine independiente, experimental y cooperativo se arraiga, se fortalece y cuenta con una larga tradición. Diversos en contenido y forma, los trabajos elegidos comparten un denominador común: la observación aguda de lo ajeno, que las directoras y los directores abordan con interés radical. Cuestionan lo que se suele dar por supuesto y, sin imponer definiciones, encuentran el equilibrio entre la libertad artística y el control estético.
Más allá de la variedad de temáticas, las películas del primer programa –Olanda de Bernd Schoch, Ada Kaleh de Helena Wittmann, Primero en entrar, primero en salir de Zacharias Zitouni y Después de dos horas, habían pasado diez minutos de Steffen Goldkamp– comparten un profundo interés por los desplazamientos y se destacan por su cuidadosa observación de la intimidad de sus protagonistas.

Las películas del segundo programa indagan con total curiosidad lo más terrenal –o terrícola– de los vínculos y la relación con su entorno. En El tiempo pasa como un león rugiendo de Philipp Hartmann, Casanovagen de Luise Donschen, Los búhos crecieron tan grandes como la media luna de Maya Connors, Cuerpos flexibles de Louis Fried y La maleza satánica III de Willy Hans las nociones del tiempo, del amor, de la familia y del trabajo son abordadas con una sensibilidad muy propia de cada director y directora.

En todos los films, los nombres y roles se entrecruzan en los distintos créditos: las realizadoras y los realizadores se conocen y se reconocen. Pareciera que todo su empeño está en mantener la producción audiovisual activa con un hondo compromiso y entendimiento de que el cine se realiza y mantiene vigente sólo de manera colectiva.