Grandes clásicos restaurados del cine francés

Diecisiete largometrajes en copias restauradas

sinopsis

 

El Ministerio de Cultura, a través del Complejo Teatral de Buenos Aires, y Fundación Cinemateca Argentina, en colaboración con el Institut Français d'Argentine y la Embajada de Francia, han organizado un ciclo denominado Grandes clásicos restaurados del cine francés, que se llevará a cabo del martes 28 de junio al jueves 21 de julio en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Avda. Corrientes 1530). La muestra está integrada por diecisiete largometrajes en copias restauradas y enviadas especialmente desde París por el Institut Français para la Sala Lugones, e incluye títulos de realizadores como Agnès Varda, Jacques Rivette, Jean Renoir, Georges Franju, Jacques Demy, Chris Marker, Louis Malley, François Truffaut, entre muchos otros.

FCA - Fundación cinemateca argentina
france

días y horarios

 

Martes 28    

A las 15, 18 y 20.30 horas. 

La gran ilusión

(La grande illusion; Francia, 1937)

Dirección: Jean Renoir.

Con Jean Gabin, Erich von Stroheim, Pierre Fresnay.

Una de las grandes obras maestras de Renoir, La gran ilusión retrata el día a día de un grupo de personajes en un campo de prisioneros alemán durante la Gran Guerra. Recién capturados, dos oficiales de la aviación francesa se enteran de que sus compañeros de barracón están excavando un túnel para escapar de allí. “Una película de caballería, una película sobre la guerra considerada, sino como un arte, al menos como un deporte, como una aventura en la que se trata tanto de medirse como de destruirse. (…) La gran ilusión es entonces la de creer que esa guerra sería la última; Renoir parece considerar la guerra como un flagelo natural que tiene su costado bello, como la lluvia y el fuego; se trata, como dice Pierre Fresnay, ‘de hacer la guerra amablemente’...” (François Truffaut, Las películas de mi vida).

La función de las 20.30 horas será presentada por el escritor y cineasta Edgardo Cozarinsky.

(113’; DCP).

 

Miércoles 29    

A las 15, 18 y 21 horas. 

Madame de…

(Francia/Italia, 1953)

Dirección: Max Ophüls.

Con Charles Boyer, Danielle Darrieux, Vittorio De Sica.

Para cubrir sus cuantiosos gastos, una condesa vende unos pendientes que le regaló su marido, y a éste le dice que los ha extraviado. El joyero, indiscreto, le cuenta al conde lo sucedido, y le vende las joyas que, tras distintos avatares, llegarán a manos de un diplomático italiano. “La mujer es el personaje principal en la obra de Ophüls, la mujer híper-femenina, víctima de toda suerte de hombres: militares inflexibles, diplomáticos encantadores, artistas tiránicos, jóvenes exaltados, etc. Le decían inactual, anacrónico, porque Ophüls sólo trataba temas eternos. En sus films mostraba la crueldad del placer, los dramas del amor, las trampas del deseo, era el cineasta, como decía Victor Hugo, del ‘triste mañana que queda tras el baile alegre’...” (François Truffaut, Las películas de mi vida).

(105’; DCP).

 

Jueves 30    

A las 15, 18 y 21 horas. 

Yo, un negro

(Moi, un noir; Francia, 1957)

Dirección: Jean Rouch.

Largometraje documental.

Durante seis meses, el director Jean Rouch siguió a un pequeño grupo de jóvenes emigrantes de Níger en Treichville, suburbio de Abidjan, capital de Costa de Marfil. Rouch les propuso rodar un film donde interpretasen su propio papel, donde tuviesen el derecho de, en palabras del cineasta, " hacer y decir lo que quisiesen". “Jean Rouch se halla contenido en Jean Renoir. No sé si Renoir ha visto las películas de Rouch, pero, si las viera, estoy seguro de que, por una parte, le parecerían desconcertantes, y, por otra parte, no le asombrarían en absoluto. Rouch es el motor de todo el cine francés desde hace diez años, aunque muy poca gente lo sepa. De cierta manera, Rouch es más importante que Godard en la evolución del cine francés. Godard va en una dirección que solo vale para él, y que, en mi opinión, no es ejemplar. Mientras que todas las películas de Rouch son ejemplares, incluso las fallidas (…)” (Jacques Rivette, entrevista publicada en Cahiers du Cinéma nº 204, septiembre 1968).

(70’; DCP).

 

Viernes 1° julio

A las 15, 18 y 21 horas 

El salario del miedo

(Le salaire de la peur; Francia/Italia, 1953)

Dirección: Henri-Georges Clouzot.

Con Yves Montand, Charles Vanel, Folco Lulli.

En un escuálido pueblo petrolero de América del Sur, cuatro hombres desesperados aceptan una misión suicida: manejar camiones cargados de nitroglicerina a través de una traicionera ruta de montaña. Cada golpe y sacudida pone a prueba su coraje, su amistad y sus nervios. El resultado es uno de los más impactantes thrillers jamás filmados. “Mucho antes de convertirme en director de cine vi El salario del miedo y también la otra obra maestra de Clouzot, Las diabólicas. Años después, cuando terminé de dirigir El exorcista, volví a ver El salario del miedo. Recién ahí me di cuenta de que el filme de Clouzot trata un tema imperecedero: cuatro marginales en un país extranjero tienen que cooperar entre ellos para sobrevivir; de lo contrario, morirán. Me pareció que eso era una metáfora de la situación del mundo en ese momento y, más aún, de la situación del mundo ahora” (William Friedkin, entrevistado por Matthew Steigbigel).

(131’; DCP).

 

Sábado 2    

A las 15, 18 y 21 horas. 

Ascensor para el cadalso

(Ascenseur pour l'échafaud; Francia, 1958)

Dirección: Louis Malle.

Con Jeanne Moreau, Maurice Ronet, Lino Ventura.

Julien (Maurice Ronet) trabaja para un poderoso industrial y es el amante de su esposa, Florence (Jeanne Moreau). Para poder vivir juntos, ambos deciden matar al marido. En el debut del realizador Louis Malle, un crimen aparentemente perfecto se complica por obra del azar, sellando el destino de una pareja de amantes conjurados. La música del trompetista Miles Davis es una de las mejores bandas de sonido de toda la historia del cine, compuesta improvisando directamente frente a las imágenes del film. “Estoy totalmente convencido de que toda la obra de un cineasta está contenida en su primera película. No es previsible a priori pero es constatable a posteriori. Todo lo que es Louis Malle, sus virtudes y sus defectos, están ya en Ascensor para el cadalso”. (François Truffaut).

(105’; DCP)

 

Domingo 3    

A las 15, 18 y 21 horas

Los ojos sin cara

(Les yeux sans visage; Francia/Italia, 1960)

Dirección: Georges Franju.

Con Pierre Brasseur, Alida Valli, Édith Scob.

En París, un brillante y desquiciado cirujano rapta chicas con el fin de utilizar su piel para reconstruir la belleza de su hija, destrozada por un trágico accidente del que él se siente culpable. Obra maestra de Georges Franju, considerada por muchos especialistas como la película de terror definitiva en la historia del cine francés. “El film está cargado de poesía sugestiva (uno comprende fácilmente la admiración de Franju por Jean Cocteau y su eventual plasmación en imágenes de la novela de Cocteau Thomas el impostor). Al compás de la estremecedora música de Maurice Jarre, la película de Franju –soberbiamente fotografiada en un glacial blanco y negro por el veterano Eugen Schüftan– atraviesa los terrenos del horror con elegante convicción”. (Carlos Clarens, An Illustrated History of the Horror Film. Capricorn Books, 1968). 

(90’; DCP).

 

Martes 5    

A las 15, 18 y 21 horas 

Zazie en el metro

(Zazie dans le métro; Francia, 1960)

Dirección: Louis Malle.

Con Catherine Demongeot, Philippe Noiret, Vittorio Caprioli.

Zazie, una niña de once años, cínica y mal hablada, llega a París para pasar el fin de semana con su tío (Philippe Noiret), y a partir de ese momento nada ni nadie es lo que parece ser.

“Esta comedia anárquica e impudente (basada en la novela de Raymond Queneau) tuvo enorme éxito en Francia en 1960, pero casi no se exhibió en Estados Unidos. Existen probablemente ciertas importantes diferencias nacionales en cuanto a la manera en que el público de estos dos países reacciona ante la farsa y el humor: Zazie, que parece una desenfrenada película de Mack Sennett, resultó peculiarmente perturbadora para los críticos y los espectadores norteamericanos por igual. (…) El director Louis Malle incluye algunas alusiones satíricas a La dolce vita y otras películas, así como una parodia de su propio film Los amantes. Muchos de los estilos y técnicas del montaje cinematográfico más recientes, que según suele afirmarse provienen de Alain Resnais o Richard Lester, tienen su origen en Zazie en el metro”. (Pauline Kael, Kiss Kiss Bang Bang. Ediciones Marymar, 1974)

(93’; DCP)

 

Miércoles 6    

A las 14:30, 17:30 y 20:30 horas 

París nos pertenece

(Paris nous appartient; Francia, 1961)

Dirección: Jacques Rivette.

Con Betty Schneider, Gianni Esposito, Jean-Claude Brialy.

Anne, una joven estudiante de literatura, acude con su hermano a una fiesta. Allí conoce a a Gerard, un director de teatro, y a Philip, un expatriado norteamericano que escapa del macartismo. Tras la fiesta, la vida de Anne ya no será la misma. 

Filmada durante 1958-1959, la ópera prima de Jacques Rivette fue producida por dos de sus compañeros de Cahiers: Claude Chabrol y François Truffaut. “Jacques Rivette era el más cinéfilo de todos nosotros; su film prueba que es el más cineasta.  Sin considerar las condiciones del rodaje, París nos pertenece es, de todas las películas nacidas del equipo de Cahiers du Cinéma, la más ‘dirigida’, una película en que las dificultades técnicas no se escamotean sino que se enfrentan una a una con orgullo empecinado, con lealtad y una destreza de cineasta experimentado. (…) París no le pertenece a nadie, nos recuerda Rivette al comienzo de su film, pero el cine nos pertenece a todos”. (François Truffaut, Las películas de mi vida).

(141’; DCP)

 

Jueves 7    

A las 15 y 18 horas 

Jules y Jim

(Jules et Jim; Francia, 1962).

Dirección: François Truffaut.

Con Jeanne Moreau, Oskar Werner, Henri Serre.

Jules y Jim son dos amigos que comparten la intensa vida de París de principios del siglo XX. Un día conocen a Catherine, una bella mujer con la que ambos quedan fascinados. Jules y Catherine entablarán una relación amorosa bajo la mirada atenta de Jim. Basada en la novela homónima y semiautobiográfica de Henri-Pierre Roché, escritor francés que estuvo profundamente involucrado con la vanguardia artística en París. “Comenzando con la situación más escandalosa posible –dos hombres y una mujer viviendo juntos a través de toda una vida–, tenía que hacer una película sobre el amor que fuera lo más pura posible, tenía que hacerlo a través de la inocencia de los tres personajes, de su integridad moral, de su ternura y por sobre todas las cosas de su sentido de decencia”. (François Truffaut).

(105’; DCP)

 

Viernes 8    

A las 15 y 18 horas 

Cleo de 5 a 7

(Cléo de 5 à 7; Francia/Italia, 1962).

Dirección: Agnès Varda.

Con Corinne Marchand, Michel Legrand, José Luis de Vilallonga.

El segundo largometraje de Agnès Varda cuenta la historia de Cleo, una cantante que espera impaciente los resultados de un examen médico. Cuando una gitana que lee las cartas le revela que tiene cáncer y que puede morir, la inquietud de Cleo irá en aumento durante las próximas horas. “La cámara de Varda, beneficiada por una planificación baziniana que intenta eludir el montaje para respetar la escrupulosa cronología establecida por doce capítulos de una duración variable entre los cuatro y ocho minutos, escruta el rostro de su protagonista y su entorno. (…) El mayor empeño del film consiste, no obstante, en ver –reinterpetar – el mundo desde la perspectiva de una mujer amenazada por la muerte para la cual cada minuto que le separa del diagnóstico es una eternidad y todos los objetos o personas que le rodean adquieren una nueva significación derivada de su punto de vista”. (Esteve Riambau, El cine francés 1958-1998. Ediciones Paidós, 1998).

(90’; DCP)

 

Sábado 9     No hay funciones

 

Domingo 10    

A las 15 y 18 horas 

Las diabólicas

(Les diaboliques; Francia, 1955)

Dirección: Henri-Georges Clouzot.

Con Simone Signoret, Véra Clouzot, Paul Meurisse.

Antes de Psicosis, de Peeping Tom y de Repulsión, este thriller de Clouzot sacudió a las audiencias de todo el mundo con su historia de dos mujeres –la frágil esposa y la amante voluntariosa del sádico director de una escuela de pupilos– que diseñan una atrevida trama de venganza. Con sus vueltas de tuerca narrativas nunca antes vistas y fuertes imágenes, Las diabólicas se transformó por derecho propio en un clásico del cine de terror psicológico. “Sólo traté de divertirme y de divertir a la niña que duerme en todos nuestros corazones… la niña que oculta su cabeza bajo las sábanas y suplica: ‘Papá, papá, asústame’...” (Henri-Georges Clouzot). 

(117’; DCP).

 

Martes 12    

A las 15 y 21 horas 

César y Rosalie

(César et Rosalie; Francia/Italia/Alemania Federal, 1972)

Dirección: Claude Sautet.

Con Yves Montand, Romy Schneider, Sami Frey.

Rosalie, una mujer divorciada con una hija pequeña, divide su tiempo entre su familia y César, el hombre del que cree estar enamorada. Cuando Rosalie conoce a David, su plácida vida se verá alterada por su incapacidad para elegir entre los dos hombres. “Claude Sautet es empecinado, Claude Sautet es salvaje, Claude Sautet es sincero, Claude Sautet es potente, Claude Sautet es francés, francés, francés. L'avant-scène me pidió que presente una película de Sautet, pero al trazar el retrato de Sautet cumplo mi promesa, porque si describir películas es hablar de aquellos que las filmaron, la inversa no es menos verdadera”. (François Truffaut, Las películas de mi vida).

(110’; DCP).

 

Miércoles 13    

A las 15 y 21 horas 

Pierrot el loco

(Pierrot le fou; Francia/Italia, 1965)

Dirección: Jean-Luc Godard

Con Jean-Paul Belmondo, Anna Karina, Samuel Fuller.

Ferdinand Griffon, alias 'Pierrot', huye de París con Marianne, la niñera que ha contratado su esposa. La pareja se dirige al sur de Francia, pero el viaje se torna muy peligroso cuando una banda de gángsters comienza a perseguirlos. “Una película abierta a los cuatro vientos, por la que pasan a discreción muchos planos-recuerdo del cine anterior. (…) En Pierrot le fou, Godard recurrió ampliamente a sus reservas de cinéfilo y a su memoria del cine. Bebió, y a menudo de forma consciente sin duda, de un stock de imágenes en reserva”. (Alain Bergala, Nadie como Godard. Ediciones Paidós, 2003). 

(110’; DCP).

 

Jueves 14    

A las 15 horas 

La marquesa de O

(Die Marquise von O...; Alemania Federal/Francia, 1976)

Dirección: Éric Rohmer.

Con Edith Clever, Bruno Ganz, Otto Sander.

La acción transcurre en el Norte de Italia, a principios del siglo XIX. Julieta, la marquesa de O, es una hermosa y joven viuda que vive con sus padres. Durante el asedio de su ciudad por las tropas rusas, la Marquesa sufre un intento de violación, pero se salva gracias a la intervención de un caballero ruso. Meses después, Julieta descubre que ha quedado embarazada.

“En los relatos de Kleist, la parte del estilo indirecto es enorme. En Alemania, todas las personas con las que hablé de mi proyecto de rodar La marquesa de O libro en mano, sin más guion que el propio texto, con la intención de respetarlo absolutamente me decían: “Pero, ¿qué harás con el estilo indirecto?” (…) El rodaje confirmó mis previsiones, más incluso de lo que yo creía. Los pasajes en estilo indirecto, más sobrios, menos marcados por los apóstrofes y las metáforas de la época, se parecen a un verdadero diálogo cinematográfico” (Éric Rohmer, El gusto por la belleza. Ediciones Paidós, 2000).

(102’; DCP).

 

Viernes 15    

A las 15 horas 

Los paraguas de Cherburgo

(Les parapluies de Cherbourg; Francia/Alemania Federal, 1964)

Dirección: Jacques Demy.

Con Catherine Deneuve, Nino Castelnuovo, Anne Vernon.

Geneviève es una chica que vive con su madre y le ayuda en la tienda de paraguas que tienen en Cherburgo. Está enamorada de Guy, un joven mecánico, con el que piensa casarse a pesar de la oposición de su madre, que considera a Geneviève demasiado joven y a Guy demasiado pobre. 

Ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes, Los paraguas de Cherburgo fue la primera película enteramente musical (todos los diálogos son cantados) de Jacques Demy, formato en el que el realizador volvería a incursionar décadas después, con Une chambre en ville (1982). “Cuando Jacques Demy estrenó su obra maestra en 1964, el musical de Hollywood de gran presupuesto se encontraba caminando al borde de un abismo (…) Lo que Demy entrega, en cambio, es uno de los musicales más emotivos de la historia. Más que cualquier otro film que conozca, Los paraguas de Cherburgo es capaz de afectar a los espectadores de una manera muy diferente en distintos momentos de la vida”. (Jim Ridley).

(91’; DCP)

 

Sábado 16    

A las 15 horas 

Cleo de 5 a 7

(Cléo de 5 à 7; Francia/Italia, 1962).

Dirección: Agnès Varda.

Con Corinne Marchand, Michel Legrand, José Luis de Vilallonga.

(90’; DCP)

 

A las 18 horas 

Las diabólicas 

(Les diaboliques; Francia, 1955)

Dirección: Henri-Georges Clouzot.

Con Simone Signoret, Véra Clouzot, Paul Meurisse.

(117’; DCP).

 

Domingo 17    

A las 15 horas 

La marquesa de O

(Die Marquise von O...; Alemania Federal/Francia, 1976)

Dirección: Éric Rohmer.

Con Edith Clever, Bruno Ganz, Otto Sander.

(102’; DCP).

 

A las 18 horas 

Los paraguas de Cherburgo

(Les parapluies de Cherbourg; Francia/Alemania Federal, 1964)

Dirección: Jacques Demy.

Con Catherine Deneuve, Nino Castelnuovo, Anne Vernon.

(91’; DCP).

 

Martes 19    

A las 15 y 18 horas 

El último subte

(Le dernier métro; Francia, 1980)

Dirección: François Truffaut.

Con Catherine Deneuve, Gérard Depardieu, Heinz Bennent.

Año 1942. Durante la ocupación de París por las tropas alemanas, un grupo de actores trata de sacar adelante una obra de teatro. Nadie sospecha que, en el sótano del edificio, se oculta el director del grupo, un hombre de origen judío que desde su escondite dirige la obra a través de las indicaciones que da a su esposa, que es la protagonista. “El último subte es parte de una trilogía cuyo tercer filme todavía está por hacerse y que debería ocuparse del music hall. Al escribir el guion con Suzanne Schiffman, mi intención fue la de hacer por el teatro lo que ya había hecho por el cine en La noche americana; la crónica de una troupe en pleno trabajo, en un marco que respetara las unidades de lugar, tiempo y acción”. (François Truffaut).

(131’; DCP)

 

Miércoles 20    

A las 15 y 18 horas 

Sin sol

(Sans soleil; Francia, 1983)

Dirección: Chris Marker.

“Si hay una película de los 80 que haya mostrado cómo se iba a desarrollar el cine moderno en las décadas siguientes, es Sans soleil de Marker: reflexiva, seductora, como una especie de puzzle literario-cinemático (¿qué historia de vida es, exactamente?), pero también un panorama elíptico de la experiencia política vivida y experimentada en muchos lugares desde los 50. Sobre todo, en su estatuto incierto e intrigante como nuevo tipo de práctica -el filme-ensayo-, redibuja las barreras entre el documental y la ficción, entre el reportaje objetivo y la especulación imaginativa, entre el análisis y la fantasía. Sans soleil también fue profética al usar la tecnología de video digital: no sólo el registro crudo de la realidad, sino también su transformación visual y auditiva a través del circuito de una nueva sensibilidad surrealista, y una indicación de cómo las imágenes y sonidos serán, en el siglo XXI, accesorios ubicuos en nuestros teléfonos y pantallas personalizadas: no más un místico mundo aparte, sino algo tan cercano como nuestra piel, una especie de segunda naturaleza...” (Adrian Martin, ¿Qué es el cine moderno? Uqbar Editores, 2008)

(104’; DCP).

 

Jueves 21    

A las 15 horas 

Los paraguas de Cherburgo

(Les parapluies de Cherbourg; Francia/Alemania Federal, 1964)

Dirección: Jacques Demy.

Con Catherine Deneuve, Nino Castelnuovo, Anne Vernon.

(91’; DCP).

 

A las 18 horas 

Pierrot el loco

(Pierrot le fou; Francia/Italia, 1965)

Dirección: Jean-Luc Godard

Con Jean-Paul Belmondo, Anna Karina, Samuel Fuller.

(110’; DCP).

 

info

Complejo Teatral de Buenos Aires
RECOMENDACIONES GENERALES PARA EL PÚBLICO COMPLEJO TEATRAL DE BUENOS AIRES

En el marco del PROTOCOLO PARA EL DESARROLLO DE ACTIVIDADES ESCÉNICAS CON PÚBLICO, desde el Complejo Teatral de Buenos Aires te hacemos llegar las siguientes medidas:

Las mismas tienen como objetivo establecer reglas y pautas dirigidas al público para llevar adelante el regreso de las diversas actividades y manifestaciones escénicas en forma segura. Este Protocolo permite reiniciar la actividad y la reapertura en forma gradual de acuerdo con la situación epidemiológica local y tiene como premisa brindar confianza a todas las personas que participan de la realización de la actividad teatral, música en vivo, danza, performance, etc.

ACCESO AL TEATRO

INGRESO A LA SALA

SIEMPRE

Mantené las siguientes medidas de higiene básicas para el cuidado entre todos:

INFORMACIÓN IMPORTANTE PARA EL DÍA DE LA VISITA: